bcd / Bocados Entretenidos   
flc / Falacias Para Pensar   
snr / Sonrisas On Line   
oyf / El Ocio y la Filosofía   
vyp / La Vista y el Placer   
abv / Arte y Buen Vivir   
fyp / Fugas y Preludios   
tlp / Tinta & Liquid Paper   
nstr / Nuestros Lectores   
7ma / Séptima Ilusión   

Achi (2)   
Al Fredo (4)   
Alard (1)   
Alba Barbeito (1)   
Amalita (22)   
Andrés (3)   
Aveju (23)   
Bertini (1)   
Bews (66)   
Bocos (3)   
Caro (1)   
Celina Abrehu (1)   
Chala (1)   
Conti (9)   
Dany (3)   
De Piero (10)   
Diego (1)   
Diego Colombres (1)   
Dr. Sugrañes (1)   
Edmundo Hume (13)   
Elito (1)   
Emmanuel (3)   
Enepe (2)   
Esteban77 (1)   
Fran (20)   
Francisco Jáuregui (1)   
Gaby (12)   
Gatta (7)   
George (2)   
Gloria (1)   
Hernán (1)   
José Barbeito (12)   
Juampi (2)   
Juan (1)   
Juanjo Sirena (3)   
Juje - Caro ZP (8)   
Julito (2)   
Justine (1)   
Laly (4)   
Laura Giraudo (1)   
Laurita (1)   
Lucía Franchini (5)   
Luma (1)   
Martín (1)   
Mecha (26)   
Meli (4)   
Mickey BE (1)   
Miguel (1)   
Mocha (8)   
Motoneta (15)   
Negrah (8)   
Nico (1)   
Nicolás Balinotti (4)   
Nicolás Zavadivker (1)   
Nieves (3)   
Pablo Donzelli (6)   
Prometeo (1)   
Rogelio Ramos Signes (1)   
Rubén Kotler (7)   
Sergio (1)   
Soledad Vanni (1)   
Tito (16)   
Turca (1)   
Unpocodesol (3)   
Valeria Álvarez Ternavasio (1)   
Varona (1)   
Vero (2)   
Víctor (3)   
Vidal (1)   

Soundtracks de un fracaso
////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////
Por: Motoneta


Van Morrison a los alaridos, por ahí atrás, lejos, pero no estaba de ánimos para hacer trizas el estéreo contra mis propias derrotas. Hubiese preferido un Joaquín que me haga subir al metro de los paraísos. Al de los paraísos perdidos, se entiende. En Atocha me hubiese presentado a la mujer que nunca debí conocer. O hubiese tomado unas demasiadas copas por Lavapiés.
But im sorry so much, Joaquin, no tengo ganas de levantarme de esta cama para poner tu disco. Ademas este Van Morrison (¿cómo carajo se pronunciará?) ya me empieza  a caer bien. Pero “no offense” mi querido perro andaluz, que vos sos vos y no voy a romper este pacto de caballeros.

En cuanto a vos, Dylan, hoy tengo las paciencias inflamadas de tus voces nasales y de tus guitarras que se las arreglan para desprolijar las letras más odiosamente reales jamás vertidas por una pluma. Sublime.

Lo siento por ustedes, muchachos, pero me quedo en esta cama, mirando el ventilador girar como gira su imagen como un fantasma despiadado en mi cabeza.

Quizás debería estar doliéndome su adiós, su “nos vemos” sin volvernos a ver jamás, su partida con otro que no soy yo. Quizás debería extrañar sus libros, su NO que supe tranformar en SI a mi propia merced, su olor a ropa nueva.

Pero quizás sea mejor dormir para siempre en su “quizás otra vez”. Ese quizás  que disfraza el más categórico de los nunca jamás, el peor de los game overs, pero que nos mantiene la esperanza embalsamada para seguir el viaje .

Así podré despertarme cada mañana con el sol y la ilusión de verla salir de su trabajo. De cruzarnos las miradas en el bar. Irreverentes.

Aunque haya dejado ese trabajo. Aunque ya no vaya a ese bar

Quizas así sea mejor.