bcd / Bocados Entretenidos   
flc / Falacias Para Pensar   
snr / Sonrisas On Line   
oyf / El Ocio y la Filosofía   
vyp / La Vista y el Placer   
abv / Arte y Buen Vivir   
fyp / Fugas y Preludios   
tlp / Tinta & Liquid Paper   
nstr / Nuestros Lectores   
7ma / Séptima Ilusión   

Achi (2)   
Al Fredo (4)   
Alard (1)   
Alba Barbeito (1)   
Amalita (22)   
Andrés (3)   
Aveju (23)   
Bertini (1)   
Bews (66)   
Bocos (3)   
Caro (1)   
Celina Abrehu (1)   
Chala (1)   
Conti (9)   
Dany (3)   
De Piero (10)   
Diego (1)   
Diego Colombres (1)   
Dr. Sugrañes (1)   
Edmundo Hume (13)   
Elito (1)   
Emmanuel (3)   
Enepe (2)   
Esteban77 (1)   
Fran (20)   
Francisco Jáuregui (1)   
Gaby (12)   
Gatta (7)   
George (2)   
Gloria (1)   
Hernán (1)   
José Barbeito (12)   
Juampi (2)   
Juan (1)   
Juanjo Sirena (3)   
Juje - Caro ZP (8)   
Julito (2)   
Justine (1)   
Laly (4)   
Laura Giraudo (1)   
Laurita (1)   
Lucía Franchini (5)   
Luma (1)   
Martín (1)   
Mecha (26)   
Meli (4)   
Mickey BE (1)   
Miguel (1)   
Mocha (8)   
Motoneta (15)   
Negrah (8)   
Nico (1)   
Nicolás Balinotti (4)   
Nicolás Zavadivker (1)   
Nieves (3)   
Pablo Donzelli (6)   
Prometeo (1)   
Rogelio Ramos Signes (1)   
Rubén Kotler (7)   
Sergio (1)   
Soledad Vanni (1)   
Tito (16)   
Turca (1)   
Unpocodesol (3)   
Valeria Álvarez Ternavasio (1)   
Varona (1)   
Vero (2)   
Víctor (3)   
Vidal (1)   

La vida acuática con Steve Zissou
////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////
Por: Motoneta
Estados Unidos (2004)
Género: vaya uno a saber…
Dirección: Wes Anderson
Protagonistas: Bill Murray, Cate Blanchett, Owen Wilson, Jeff Golblum, William Dafoe y Angélica Houston.

Un veterano oceanógrafo (Bill Murray), famoso por sus documentales sobre la vida submarina, organiza una expedición al frente de un desopilante equipo, con el objeto de encontrar al tiburón que mató a su mejor amigo. De esta idea base, que parecería responder dictatorialemente al arquetipo hollywoodense de película de aventuras,  parte Wes Anderson para sostener una película que podría definirse sin género. “La vida acuática…” se sustenta, fundamentalmente, en las particularidades de los personajes y en la fuerza textual de los diálogos.

Digamos que el argumento no es lo más importante de la película. De hecho no vale la pena  buscarle nada sofisticado, a no ser que nos centremos en lo absurdo de las situaciones. Con esto no quiero decir que Anderson haya hecho una película estúpida; no podría decir eso de un director que ya mostró en “The Royal Tenembaum” y en “Rushmore”  su capacidad de aggiornar el drama con la comedia. O más bien, de deshacer el concepto de drama con las finas armas de la ironía y de lo bizarro.

Y es ésta, justamente, la línea que respeta en Vida Acuática.

Porque está el drama de la vida sin glorias del protagonista; un matrimonio con tormenta en ciernes y un hijo no reconocido que aparece para complicar más el plano sentimental.

Pero como ya dijera, Anderson no permite que lo melancólico predomine, y con toques muy locos  tiñe las escenas de una estupidez limítrofe con la genialidad.

Un filme que se sostiene desde un relato delirante y que en parte le debe su soporte a un puñado de personajes muy bien logrados, que van desde una runfla de piratas asiáticos hasta un asistente celoso (William Defoe); pasando por un colega oceanógrafo filogay y excéntrico (Jeff Goldblum), una esposa tortuosa (Angelica Houston) y una periodista embarazada, que llega al barco para reportear al capitán y termina llevándose algo más que una historia rutinaria sobre un marinero.

Las referencias iconográficas a Moby Dick, y a los típicos documentales de Jack Cousteau nos dan un parámetro realista que el guión se encarga de poner en clave kistch, aportándole otra cuota al delirio constante que plantea la película.

Además, a todo esto hay que sumarle la banda sonora: varias canciones de David Bowie, interpretadas por uno de los marineros del barco - versión bossa-. Estos datos bastan para desvanecer una duda: ¿vale o no la pena esta película?