bcd / Bocados Entretenidos   
flc / Falacias Para Pensar   
snr / Sonrisas On Line   
oyf / El Ocio y la Filosofía   
vyp / La Vista y el Placer   
abv / Arte y Buen Vivir   
fyp / Fugas y Preludios   
tlp / Tinta & Liquid Paper   
nstr / Nuestros Lectores   
7ma / Séptima Ilusión   

Achi (2)   
Al Fredo (4)   
Alard (1)   
Alba Barbeito (1)   
Amalita (22)   
Andrés (3)   
Aveju (23)   
Bertini (1)   
Bews (66)   
Bocos (3)   
Caro (1)   
Celina Abrehu (1)   
Chala (1)   
Conti (9)   
Dany (3)   
De Piero (10)   
Diego (1)   
Diego Colombres (1)   
Dr. Sugrañes (1)   
Edmundo Hume (13)   
Elito (1)   
Emmanuel (3)   
Enepe (2)   
Esteban77 (1)   
Fran (20)   
Francisco Jáuregui (1)   
Gaby (12)   
Gatta (7)   
George (2)   
Gloria (1)   
Hernán (1)   
José Barbeito (12)   
Juampi (2)   
Juan (1)   
Juanjo Sirena (3)   
Juje - Caro ZP (8)   
Julito (2)   
Justine (1)   
Laly (4)   
Laura Giraudo (1)   
Laurita (1)   
Lucía Franchini (5)   
Luma (1)   
Martín (1)   
Mecha (26)   
Meli (4)   
Mickey BE (1)   
Miguel (1)   
Mocha (8)   
Motoneta (15)   
Negrah (8)   
Nico (1)   
Nicolás Balinotti (4)   
Nicolás Zavadivker (1)   
Nieves (3)   
Pablo Donzelli (6)   
Prometeo (1)   
Rogelio Ramos Signes (1)   
Rubén Kotler (7)   
Sergio (1)   
Soledad Vanni (1)   
Tito (16)   
Turca (1)   
Unpocodesol (3)   
Valeria Álvarez Ternavasio (1)   
Varona (1)   
Vero (2)   
Víctor (3)   
Vidal (1)   

The Strokes en Argentina
////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////
Por: Achi

 

 

Al principio parecía un desfile de Converse All Stars. Pero no. Era un show de los Strokes. La noche apertura del BUE Mix Edition, el viernes 28 de octubre, fue un lujo: Interama y Don Adams (locales) junto a Kings of Leon y The Strokes, por primera vez en la Argentina, presentando novedades. Las 15.000 personas reunidas en el Club Ciudad de Buenos Aires rememoraban imágenes de los ‘70s: jeans gastados, remera y saco (muy lookeados pero, cuando se escondió el sol, todos rezaban por una buena campera).

Luego de algo más de 2 horas de fila para entrar, a las 19, comenzó Interama. Tranquilos y relajados, fueron como somníferos en medio de tanta expectativa. Luego del viaje calmo llegó el rock and roll, con Don Adams. Los chicos (que hace un tiempo tocaron en el desaparecido pub de Plazoleta Mitre, junto a Noise) hicieron bailar y cantar al público. Liderados por un carismático cantante pequeñito, muy a lo Mick Jagger, se llevaron unos buenos aplausos y hasta un pogo en el sector delantero.

La noche fría ya se hacía sentir cuando el primer tema de Kings of Leon sacudió el piso. El pogo se armó con tanta fuerza que había que saltar, pero para respirar. El clan de los Followill hizo un set de casi una hora, en el que presentó temas de su nuevo disco “Aha Shake Heartbreak”, y del debut “Youth & Young Manhood”. Quietitos pero ruidosos, los KOL se despidieron hasta la próxima, acompañados de una ovación general.

Unos 47 eternos minutos después, “It Must Be Love” de Madness comenzó a sonar, y nadie entendía nada. En el medio del desconcierto las luces se apagaron y los Strokes aparecieron en el escenario. Los gritos ensordecedores de la gente se calmaron cuando “Someday” marcó el comienzo del show. Los cinco newyorkers  siguieron con “12:51” y “Barely Legal” al hilo, para el delirio de la multitud que se olvidó, por un instante, de los 10º  y del viento. Sin mucho movimiento en el escenario, pero con una potencia increíble, la banda logró impresionar con su sonido crudo y, por momentos, saturado a la perfección. Bien ’70s, bien “vintage” (como se dice ahora...) Cuando le tocó el turno a los temas nuevos, la gente escuchó atenta. Casablancas (altísimo frontman) presentó durante el show a los debutantes “Heart in a cage”, “Razor blade”, “You only live once”, “Hawaii aloha” y “Juicebox”.

En el medio del set, un poco de interacción con la gente: “Qué lindo fuckin’ lugar tienen aquí”; “Tengan cuidado, no se lastimen” (de verdad, tanto énfasis en el pogo es por algo: se estaban ma-tan-do). Luego, mucha más buena música. Los Strokes estuvieron en el escenario durante una hora y media, en la que hicieron sonar por primera vez en suelo argentino a los discos “Is this it” y “Room on fire”. Para el final, cuando los pies ya no aguantaban más pisotones, “Last nite” y “Take it or leave it” cerraron el show. Pero las luces del estadio no se prendían, y nadie se movía. Todos esperaban el gran final, que llegó con “Reptilia” y el pogo más furioso de todos. Tiraron púas, palitos de batería y las guitarras al piso. Pero también prometieron volver cuando “First Impressions of Earth” (el nuevo disco) salga a la calle, en enero de 2006. Y habrá que esperar que se cumpla: quedó demostrado que valen la pena los 1.200 km recorridos para ver un show de los Strokes.

 

*La autora es Licenciada en Comunicación Social.