bcd / Bocados Entretenidos   
flc / Falacias Para Pensar   
snr / Sonrisas On Line   
oyf / El Ocio y la Filosofía   
vyp / La Vista y el Placer   
abv / Arte y Buen Vivir   
fyp / Fugas y Preludios   
tlp / Tinta & Liquid Paper   
nstr / Nuestros Lectores   
7ma / Séptima Ilusión   

Achi (2)   
Al Fredo (4)   
Alard (1)   
Alba Barbeito (1)   
Amalita (22)   
Andrés (3)   
Aveju (23)   
Bertini (1)   
Bews (66)   
Bocos (3)   
Caro (1)   
Celina Abrehu (1)   
Chala (1)   
Conti (9)   
Dany (3)   
De Piero (10)   
Diego (1)   
Diego Colombres (1)   
Dr. Sugrañes (1)   
Edmundo Hume (13)   
Elito (1)   
Emmanuel (3)   
Enepe (2)   
Esteban77 (1)   
Fran (20)   
Francisco Jáuregui (1)   
Gaby (12)   
Gatta (7)   
George (2)   
Gloria (1)   
Hernán (1)   
José Barbeito (12)   
Juampi (2)   
Juan (1)   
Juanjo Sirena (3)   
Juje - Caro ZP (8)   
Julito (2)   
Justine (1)   
Laly (4)   
Laura Giraudo (1)   
Laurita (1)   
Lucía Franchini (5)   
Luma (1)   
Martín (1)   
Mecha (26)   
Meli (4)   
Mickey BE (1)   
Miguel (1)   
Mocha (8)   
Motoneta (15)   
Negrah (8)   
Nico (1)   
Nicolás Balinotti (4)   
Nicolás Zavadivker (1)   
Nieves (3)   
Pablo Donzelli (6)   
Prometeo (1)   
Rogelio Ramos Signes (1)   
Rubén Kotler (7)   
Sergio (1)   
Soledad Vanni (1)   
Tito (16)   
Turca (1)   
Unpocodesol (3)   
Valeria Álvarez Ternavasio (1)   
Varona (1)   
Vero (2)   
Víctor (3)   
Vidal (1)   

Un castillo italiano seduce camino a la Quebrada
////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////
Por: Enepe
DIXI en Salta

La suite especial cuesta $260 pesos por noche. Es cara, ciertamente, pero el importe es una nimiedad si es verdad lo que asegura el norteamericano John Johnston, que dormir en El Castillo será una inversión para siempre.
Johnston es el propietario de El Castillo de San Lorenzo, un magnífico hotel y restaurante, enclavado en la tradicional villa salteña, a sólo doce minutos de auto de la ciudad. 
Siempre hay una historia interesante detrás de un gran lugar. Johnston, natural de Alabama, estaba de paseo por Argentina. Un día decidió caminar hasta la Quebrada de San Lorenzo y, en el camino, descubrió el castillo y que estaba en venta. Johnston, quien es profesor de Filosofía y de Lengua Castellana, trabajaba en una industria que exportaba productos manufacturados a países latinoamericanos. Seducido por la magia y el misterio del castillo, vendió todo, pidió un préstamo y lo compró. Esto sucedió en el año 1984.
Instalado en Salta, invirtió dos años para refaccionar la planta baja del edificio y, poco a poco, recuperó el esplendor que tenía cuando fue inaugurado, a fines del Siglo XIX. Fue durante esos años que el italiano Luigi Bartoletti se casó con una dama de la aristocracia salteña. La señora de Bartoletti heredó los terrenos en la villa de San Lorenzo y allí construyeron una casa de verano con el estilo de un castello del norte de Italia. La tradición sostiene que debajo de los cimientos se esconde un tesoro de monedas y estampillas. El arquitecto del castillo usó piedras acarreadas a lomo de mula desde los ríos San Lorenzo y Castellanos. Las rejas que rodean el edificio fueron hechas con caños de fusiles Remington, empleados en la guerra de la Triple Alianza. “Los cambios de fortuna en la Argentina, junto con algunos rumores sobre problemas de familia y de pasiones amorosas, ampliamente difundidos en la ciudad, interrumpieron la prosperidad del castillo y la casa cayó en el olvido y el abandono”, informa la reseña histórica del hotel.
Johnston puso mucho cuidado en mantener el estilo del lugar y en dotarlo de las comodidades e innovaciones necesarias para convertirlo en un alojamiento de lujo. Ocho habitaciones –todas con hidromasaje, teléfono y televisión-, un salón de invierno, una pileta, un quincho, un restaurante y una atención esmerada y profesional (supervisada por el propio Johnston) hacen de El Castillo un destino apropiado para quienes hacen un culto al placer.
Todas estas cualidades lo transforman en una parada obligada en el camino a la Quebrada de San Lorenzo. Para conocer, recorrer y dejarse enamorar.

Para viajeros:
El Castillo de San Lorenzo
Tel/Fax 0387 4921052
www.hotelelcastillo.com.ar
Algunos precios (vigentes en octubre de 2005)
Habitación tradicional matrimonial, con vista al jardín: $140
Doble de luxe, con vista panorámica a la Quebrada: $190
Además, servicio especial de rosas, champagne y velas para noches de bodas.

*La autora es arquitecta.


Frente señorial entre montañas.


Una parada obligada camino a la Quebrada.