bcd / Bocados Entretenidos   
flc / Falacias Para Pensar   
snr / Sonrisas On Line   
oyf / El Ocio y la Filosofía   
vyp / La Vista y el Placer   
abv / Arte y Buen Vivir   
fyp / Fugas y Preludios   
tlp / Tinta & Liquid Paper   
nstr / Nuestros Lectores   
7ma / Séptima Ilusión   

Achi (2)   
Al Fredo (4)   
Alard (1)   
Alba Barbeito (1)   
Amalita (22)   
Andrés (3)   
Aveju (23)   
Bertini (1)   
Bews (66)   
Bocos (3)   
Caro (1)   
Celina Abrehu (1)   
Chala (1)   
Conti (9)   
Dany (3)   
De Piero (10)   
Diego (1)   
Diego Colombres (1)   
Dr. Sugrañes (1)   
Edmundo Hume (13)   
Elito (1)   
Emmanuel (3)   
Enepe (2)   
Esteban77 (1)   
Fran (20)   
Francisco Jáuregui (1)   
Gaby (12)   
Gatta (7)   
George (2)   
Gloria (1)   
Hernán (1)   
José Barbeito (12)   
Juampi (2)   
Juan (1)   
Juanjo Sirena (3)   
Juje - Caro ZP (8)   
Julito (2)   
Justine (1)   
Laly (4)   
Laura Giraudo (1)   
Laurita (1)   
Lucía Franchini (5)   
Luma (1)   
Martín (1)   
Mecha (26)   
Meli (4)   
Mickey BE (1)   
Miguel (1)   
Mocha (8)   
Motoneta (15)   
Negrah (8)   
Nico (1)   
Nicolás Balinotti (4)   
Nicolás Zavadivker (1)   
Nieves (3)   
Pablo Donzelli (6)   
Prometeo (1)   
Rogelio Ramos Signes (1)   
Rubén Kotler (7)   
Sergio (1)   
Soledad Vanni (1)   
Tito (16)   
Turca (1)   
Unpocodesol (3)   
Valeria Álvarez Ternavasio (1)   
Varona (1)   
Vero (2)   
Víctor (3)   
Vidal (1)   

De lectores y lecturas
////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////
Por: Aveju

Lectores hay de todos los colores, formas y tamaños.
En total desacuerdo con la idea –de fuerte raigambre en la opinión pública– de que “se ha perdido el hábito de la lectura”, quisiera referirme, en pocas palabras, a este fenómeno tan complejo e interesante.
Los tiempos cambian y nadie podría pretender que, en contextos tan fluctuantes (cuando no caóticos), las prácticas del hombre se preserven en un estado puro. Así como todo se transforma, no es impensable que los modos de leer y de comprender el mundo vayan virando en torno a dichas transformaciones.
Quizás convenga pensar que, con el transcurrir del tiempo, la práctica lectora se ha ido revistiendo de múltiples disfraces. En este sentido, podemos considerar que el hecho de que “ya no se lea como antes” no tiene connotaciones negativas o positivas. Se lee de otra manera, se leen cosas nuevas, se lee en soportes diferentes. Y no por ello se resignan el placer o los beneficios (indiscutibles) de este acto.

"Lectores hay de todos los colores, formas y tamaños".

En mi incipiente práctica con los jóvenes (y los no tan jóvenes) he llegado a comprender que quienes sostienen que ya no se lee, se refieren a que ya no se leen los clásicos o aquellos libros que, en apariencia, marcarían un antes y un después en la vida de los hombres. Acaso, leer géneros y autores totalmente desconocidos ¿no constituye una práctica lectora? Allí, donde el terreno se vuelve incierto, resuenan estas alarmas (y sus ecos) proclamando el ocaso de la lectura.
Pienso, digo y escribo. Del otro lado del espejo estás vos: leyendo, diciendo y pensando conmigo. ¿No sos la prueba de lo que digo? No sé de qué color sos, ni de qué forma o tamaño. Te presupongo, te creo conocido, te sé existente. Cerraste el círculo.

PD: es comprensible que entre las necesidades mínimas y básicas actuales, la lectura no lidere el ranking, ¿no?