bcd / Bocados Entretenidos   
flc / Falacias Para Pensar   
snr / Sonrisas On Line   
oyf / El Ocio y la Filosofía   
vyp / La Vista y el Placer   
abv / Arte y Buen Vivir   
fyp / Fugas y Preludios   
tlp / Tinta & Liquid Paper   
nstr / Nuestros Lectores   
7ma / Séptima Ilusión   

Achi (2)   
Al Fredo (4)   
Alard (1)   
Alba Barbeito (1)   
Amalita (22)   
Andrés (3)   
Aveju (23)   
Bertini (1)   
Bews (66)   
Bocos (3)   
Caro (1)   
Celina Abrehu (1)   
Chala (1)   
Conti (9)   
Dany (3)   
De Piero (10)   
Diego (1)   
Diego Colombres (1)   
Dr. Sugrañes (1)   
Edmundo Hume (13)   
Elito (1)   
Emmanuel (3)   
Enepe (2)   
Esteban77 (1)   
Fran (20)   
Francisco Jáuregui (1)   
Gaby (12)   
Gatta (7)   
George (2)   
Gloria (1)   
Hernán (1)   
José Barbeito (12)   
Juampi (2)   
Juan (1)   
Juanjo Sirena (3)   
Juje - Caro ZP (8)   
Julito (2)   
Justine (1)   
Laly (4)   
Laura Giraudo (1)   
Laurita (1)   
Lucía Franchini (5)   
Luma (1)   
Martín (1)   
Mecha (26)   
Meli (4)   
Mickey BE (1)   
Miguel (1)   
Mocha (8)   
Motoneta (15)   
Negrah (8)   
Nico (1)   
Nicolás Balinotti (4)   
Nicolás Zavadivker (1)   
Nieves (3)   
Pablo Donzelli (6)   
Prometeo (1)   
Rogelio Ramos Signes (1)   
Rubén Kotler (7)   
Sergio (1)   
Soledad Vanni (1)   
Tito (16)   
Turca (1)   
Unpocodesol (3)   
Valeria Álvarez Ternavasio (1)   
Varona (1)   
Vero (2)   
Víctor (3)   
Vidal (1)   

Alfrombra roja para el 2006 de lujo
////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////
Por: Tito
Arquitecto deportivo

Reflexionaba sobre este 2006, año mundialista. Para refrescar la memoria, apunto que se disputaron: la Copa Mundial de la FIFA en Alemania, el Campeonato Mundial de Baloncesto en Japón, el Mundial de Hockey Femenino en España, y el Mundial de Voley, también en Japón. Y si a esta lista le agregamos los tradicionales de cada año (como la Copa Davis para el tenis, o los circuitos del automovilismo), no queda otra que concluir que este fue un año mundialista.
Pero, ¿por qué quiero remarcar esto? Si bien la Argentina disputó la mayoría de las competencias, no llegó a vencer en ninguna. Lo que me llamó la atención, pero más que nada me entusiasmó, fue la actitud demostrada en cada una de ellas. La reflexión me llevó más allá y, como resultado de este viaje mental (que no kilométrico), busqué en los sitios oficiales de los torneos. En esa pesquisa encontré que la Argentina se posicionó siempre por encima del quinto lugar, hecho que ninguna otro país logró, ni EE.UU. ni Brasil (archirrival).  
En el Mundial de Fútbol todos esperábamos más del seleccionado: pudo dar más y, sin ir más lejos, fue el que exhibió el mejor fútbol, ya sea en cómodas ráfagas o en un partido como contra Serbia y Montenegro. No es casualidad ni suerte que el gol de Maxi Rodríguez, en el match contra México, haya sido elegido como el mejor del torneo. ¿Se acuerdan de la volea de zurda? Una joyita. A esa escultura le siguieron otras dos con firma nacional: el tiro del “Cucho” Cambiasso, que dio cátedra de buen fútbol sudamericano, y el de Carlos Tévez, pura potencia como en el potrero. Es cierto: cambio tres goles memorables por una copa, de eso no hay duda. Aunque para el 2010, en la cita sudafricana, el seleccionado tendrá a Tévez, Maxi, Lionel Messi, Javier Mascherano, Rodrigo Palacios, Sergio Agüero, y cía. Habrá que esperar hasta entonces, muy motivados por la promesa y la sed de revancha.
“Manu” Ginóbili, Fabrizio Oberto, Luis Scola, el “Chapu” Nocioni, Pepe, Delfino, Hermann. Semejante escuadra anticipaba un mundial hasta semi, y así fue. Con ganas y sueños pudimos enfrentarnos a EE.UU. en la final -el mundo entero esperaba la revancha después de lo sucedido en las últimas Olimpíadas, las de Atenas-. No salió (no entró): la madre patria nos negó ese sueño, aunque no dejamos de enfrentarnos al equipo de las estrellas en la pelea por el tercer puesto. Perdimos, salimos cuartos pero el ranking nos ubica solitos y cómodos en el segundo lugar, obviamente detrás del magnánimus Dream Team.

Casi podios para todo
El Mundial de Hockey femenino quedaba como última esperanza, con las Leonas versión mix de experiencia (Aymar, Aicega, Margalot, Stepnik, Gulla) y juventud (Luchetti, Bouza, Rebecchi). El equipo pudo hasta donde Holanda -eterno verdugo- lo dejó. Luego, en una aplastante victoria sobre España, se consolidó en el tercer puesto para dejar en que, en el mundo del Hockey femenino, son tres las reinas que se disputan los trofeos en estos últimos años: Holanda, Australia y Argentina. ¡Que más se puede pedir!
El año no termina en noviembre, o si… ¿alguien me cambió el candelario? De algo me olvidaba, Argentina, con el “Rey David” a la cabeza fue a Moscú, por su primera Copa Davis. No hubo cómo contrarrestar el carácter de local y la superficie rápida, aunque en el sitio oficial de la competencia, la encuesta daba al país como favorita.
Y el país fue digno en el torneo de Voley manteniendo el sexto lugar que supo ganar en Brasil ’90 y la despedida con lágrimas de tres grandes: Conte, Weber y Elgueta. Repleto de deportes, el 2006 deja, además, un quinto puesto en fútbol, un cuarto en básquet y un tercero en hockey. El segundo puesto en el tenis también vale. Como al rugby lo descarto hasta el año que viene, sólo me queda por preguntar: ¿qué le pasa a la gente, que no hace más deporte, y quién como la Argentina, que figura en los top five y ten de las disciplinas más competitivas? Yo me voy hasta el 2007, pero dejo un cierre. Como escribió el asombrado tenista Vasallo Argüello, parafraseando al Che, “hasta la victoria, siempre”.
 
Plus
Para seguir los pasos de Tito (es decir, para comprobar que la Argentina tuvo un muy buen año deportivo) hay que chequear: www.fifa.com; www.fiba.com; www.daviscup.com; www.fiha.com; www.mundialhockey06.es y www.fivb.org ¡Feliz año nuevo!

 


El equipo de la Davis: un orgullo que llegó lejos, aunque no pudo contra la potencia soviética.


La izquierda de Maxi Rodríguez sepultó las ilusiones mundialistas de los mexicanos. Inolvidable.