bcd / Bocados Entretenidos   
flc / Falacias Para Pensar   
snr / Sonrisas On Line   
oyf / El Ocio y la Filosofía   
vyp / La Vista y el Placer   
abv / Arte y Buen Vivir   
fyp / Fugas y Preludios   
tlp / Tinta & Liquid Paper   
nstr / Nuestros Lectores   
7ma / Séptima Ilusión   

Achi (2)   
Al Fredo (4)   
Alard (1)   
Alba Barbeito (1)   
Amalita (22)   
Andrés (3)   
Aveju (23)   
Bertini (1)   
Bews (66)   
Bocos (3)   
Caro (1)   
Celina Abrehu (1)   
Chala (1)   
Conti (9)   
Dany (3)   
De Piero (10)   
Diego (1)   
Diego Colombres (1)   
Dr. Sugrañes (1)   
Edmundo Hume (13)   
Elito (1)   
Emmanuel (3)   
Enepe (2)   
Esteban77 (1)   
Fran (20)   
Francisco Jáuregui (1)   
Gaby (12)   
Gatta (7)   
George (2)   
Gloria (1)   
Hernán (1)   
José Barbeito (12)   
Juampi (2)   
Juan (1)   
Juanjo Sirena (3)   
Juje - Caro ZP (8)   
Julito (2)   
Justine (1)   
Laly (4)   
Laura Giraudo (1)   
Laurita (1)   
Lucía Franchini (5)   
Luma (1)   
Martín (1)   
Mecha (26)   
Meli (4)   
Mickey BE (1)   
Miguel (1)   
Mocha (8)   
Motoneta (15)   
Negrah (8)   
Nico (1)   
Nicolás Balinotti (4)   
Nicolás Zavadivker (1)   
Nieves (3)   
Pablo Donzelli (6)   
Prometeo (1)   
Rogelio Ramos Signes (1)   
Rubén Kotler (7)   
Sergio (1)   
Soledad Vanni (1)   
Tito (16)   
Turca (1)   
Unpocodesol (3)   
Valeria Álvarez Ternavasio (1)   
Varona (1)   
Vero (2)   
Víctor (3)   
Vidal (1)   

Dos definiciones y un epígrafe
////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////
Por: José Barbeito

Churro, rra. Adjetivo. Coloquial. Se dice de la persona de apariencia física muy atractiva. “Me gusta por tiene carisma y buenos proyectos. Además… es un churro bárbaro” (Página/12, 05.03.2000).
Chuschar. Verbo intransitivo. Tironear del pelo a una persona.
Fuente: Diccionario del Habla de los Argentinos (2003, Academia Argentina de Letras)

***

Epígrafe

INFRANQUEABLE. Un joven colombiano firma el lienzo denominado “Las huellas del secuestro”, el 1 de agosto pasado, en la plaza Simón Bolívar de Bogotá. Ese día, cientos de personas se dieron cita en el centro de la capital colombiana para recibir al profesor Moncayo, quien recorrió más mil kilómetros para reclamar un acuerdo humanitario entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno de Álvaro Uribe. Moncayo pide que sean liberados su hijo –fue secuestrado desde 1997- y otras tantas personas en poder de la guerrilla. Su pedido resume el sentir de todo el país que, en este tema, se encuentra con la infranqueable barrera que forman las diferencias entre el grupo guerrillero y la administración Uribe. 

 



Con esta foto iniciamos una nueva sección. José tiró la iniciativa desde Bogotá.