bcd / Bocados Entretenidos   
flc / Falacias Para Pensar   
snr / Sonrisas On Line   
oyf / El Ocio y la Filosofía   
vyp / La Vista y el Placer   
abv / Arte y Buen Vivir   
fyp / Fugas y Preludios   
tlp / Tinta & Liquid Paper   
nstr / Nuestros Lectores   
7ma / Séptima Ilusión   

Achi (2)   
Al Fredo (4)   
Alard (1)   
Alba Barbeito (1)   
Amalita (22)   
Andrés (3)   
Aveju (23)   
Bertini (1)   
Bews (66)   
Bocos (3)   
Caro (1)   
Celina Abrehu (1)   
Chala (1)   
Conti (9)   
Dany (3)   
De Piero (10)   
Diego (1)   
Diego Colombres (1)   
Dr. Sugrañes (1)   
Edmundo Hume (13)   
Elito (1)   
Emmanuel (3)   
Enepe (2)   
Esteban77 (1)   
Fran (20)   
Francisco Jáuregui (1)   
Gaby (12)   
Gatta (7)   
George (2)   
Gloria (1)   
Hernán (1)   
José Barbeito (12)   
Juampi (2)   
Juan (1)   
Juanjo Sirena (3)   
Juje - Caro ZP (8)   
Julito (2)   
Justine (1)   
Laly (4)   
Laura Giraudo (1)   
Laurita (1)   
Lucía Franchini (5)   
Luma (1)   
Martín (1)   
Mecha (26)   
Meli (4)   
Mickey BE (1)   
Miguel (1)   
Mocha (8)   
Motoneta (15)   
Negrah (8)   
Nico (1)   
Nicolás Balinotti (4)   
Nicolás Zavadivker (1)   
Nieves (3)   
Pablo Donzelli (6)   
Prometeo (1)   
Rogelio Ramos Signes (1)   
Rubén Kotler (7)   
Sergio (1)   
Soledad Vanni (1)   
Tito (16)   
Turca (1)   
Unpocodesol (3)   
Valeria Álvarez Ternavasio (1)   
Varona (1)   
Vero (2)   
Víctor (3)   
Vidal (1)   

El delirio de Kamchatka
////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////
Por: Motoneta
Actores: Ricardo Darín, Tomas Fonzi, Juan del Pozo, Cecilia Roth, Héctor Alterio.
Director: Marcelo Piñeyro.
Kamchatka tiene que ver con la esperanza, parecería decir Piñeyro en los escasos metros de celuloide que acusan una idea sólida. Dejando atrás su formula de superproducción, optó por contar una historia simple, ambientada en los albores del golpe militar, usando un tablero del TEG como simbología de los padeceres de una familia de clase media que se evade de los bastones largos de la dictadura. Kamchatka, aquel ínfimo país olvidado en algún punto del tablero, simboliza la pequeñez de los personajes frente a las adversidades del exilio, la pérdida de los seres queridos, y la supervivencia en aquellos tiempos donde el silencio y la ausencia eran las únicas armas para el escape.
Claro que desde el nombre, "Kamchatka", ya podemos predecir otro nuevo descorche de sentimentalismo comercial a troche y moche por otra parte ya usual en Piñeyro. Gobi es un país mucho más chico en el TEG. O Java, por ejemplo, que sólo puede ser invadida desde Australia. ¿Por qué no esos nombres? Simple. Porque no tendría onda decir que fuiste a ver "Gobi"  al cine. Menos " Java".  De ahí en más y bajo esa impronta de mercader de ideas baratas y zapatos de goma, Piñeyro dispara a quemarropa una tormenta de mensajes que se diluyen en los inigualables paisajes que caracterizan sus producciones. Y que dicho sea de paso, le dan un cierto toque profundista a sus paupérrimos guiones plagados de lugares comunes.
La película transcurre en una quinta perdida en el gran Buenos Aires donde Darin, Roth y sus hijos (Harry y el Enano) se mudan huyendo de los militares, y desde donde intentan reconstruir sus vidas y empezar de cero. Nuevos colegios, nuevos nombres, otra realidad. Allí deberán a aprender a convivir con el miedo, con las privaciones y con el sueño de volver algún día a casa. También tendrán que descubrir un nuevo mundo, su Kamchatka familiar, desde el cual aprenderán a ser felices en lo poco, a resistir sin más. En el medio aparece el personaje de Lucas (Fonzi), un adolescente exiliado que hace de puente entre el mundo infantil e inmaculado de Harry y el Enano y la tortuosa realidad de los "adultos".
La ambientación setentera satura con excesos imperdonables, que el director se encapricha en resaltar. Un citroen amarillo fosforescente, ropa de colores chillones, zapatillas converse modelo 2002. Me pregunto dónde habrá estado Pineyro en los setentas.
Las actuaciones quizás sean lo más sólido de la película, aunque Fonzi no sea el máximo exponente. Cecilia Roth se destaca, aunque ya empieza a cansar su estilo repetitivo de chica Almodóvar. Darín es Darín, sin reproches.. Los laureles se los lleva el clan prepúber de Juan del Pozo (Harry), y de Milton de la Canal (El Enano), que con su naturalidad y frescura parecen limitarse a ser más que a actuar. Alterio, como siempre, deslumbra. Kamchatka. Un producto de altas pretensiones y de bajas expectativas. Podés esperarla tranquilo en tu video club más cercano...

Darín y Roth en una escena de amor


Alterio, siempre impecable.


Charly y el Enano, los niños de Kamchatka