bcd / Bocados Entretenidos   
flc / Falacias Para Pensar   
snr / Sonrisas On Line   
oyf / El Ocio y la Filosofía   
vyp / La Vista y el Placer   
abv / Arte y Buen Vivir   
fyp / Fugas y Preludios   
tlp / Tinta & Liquid Paper   
nstr / Nuestros Lectores   
7ma / Séptima Ilusión   

Achi (2)   
Al Fredo (4)   
Alard (1)   
Alba Barbeito (1)   
Amalita (22)   
Andrés (3)   
Aveju (23)   
Bertini (1)   
Bews (66)   
Bocos (3)   
Caro (1)   
Celina Abrehu (1)   
Chala (1)   
Conti (9)   
Dany (3)   
De Piero (10)   
Diego (1)   
Diego Colombres (1)   
Dr. Sugrañes (1)   
Edmundo Hume (13)   
Elito (1)   
Emmanuel (3)   
Enepe (2)   
Esteban77 (1)   
Fran (20)   
Francisco Jáuregui (1)   
Gaby (12)   
Gatta (7)   
George (2)   
Gloria (1)   
Hernán (1)   
José Barbeito (12)   
Juampi (2)   
Juan (1)   
Juanjo Sirena (3)   
Juje - Caro ZP (8)   
Julito (2)   
Justine (1)   
Laly (4)   
Laura Giraudo (1)   
Laurita (1)   
Lucía Franchini (5)   
Luma (1)   
Martín (1)   
Mecha (26)   
Meli (4)   
Mickey BE (1)   
Miguel (1)   
Mocha (8)   
Motoneta (15)   
Negrah (8)   
Nico (1)   
Nicolás Balinotti (4)   
Nicolás Zavadivker (1)   
Nieves (3)   
Pablo Donzelli (6)   
Prometeo (1)   
Rogelio Ramos Signes (1)   
Rubén Kotler (7)   
Sergio (1)   
Soledad Vanni (1)   
Tito (16)   
Turca (1)   
Unpocodesol (3)   
Valeria Álvarez Ternavasio (1)   
Varona (1)   
Vero (2)   
Víctor (3)   
Vidal (1)   

Algunos conceptos (rápidos) sobre Casa DEA
////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////
Por: Bews
Instrucciones: Se puede visitar Casa DEA hasta el 17 de Noviembre, de Lunes a Jueves (16 hs. a 23 hs.) y Viernes (a partir de las 16 hs.) a Domingos (18 hs. a 24 hs.). El ingreso cuesta $ 5, pero los estudiantes pueden acceder a un descuento de $ 2, presentando libreta universitaria. Lo recaudado beneficia al Centro de Salud.

Guillermo Gusils es uno de los anfitriones de Casa DEA 02. Orgulloso artífice de esta muestra de Diseño, Espacio y Ambientación, que ya lleva varias ediciones en la ciudad, hace las veces de "guía" de lujo de la vivienda Sucar (Av. Salta 532).
Nadie mejor que él para comentar sobre este gigante esfuerzo de gusto, reciclaje y estética.
Así, Guillermo dice: "lo más valioso de la muestra es que está hecha a pulmón, con lo que tenemos a mano y el resultado es una exhibición de jerarquía". Efectivamente, Casa DEA ha debido "aggionarse" al imperativo de la devaluación y por ende, jugar con elementos decorativos "hechos en casa". Gusils especifica "la muestra tiene un 50% de materiales y productos autóctonos, lo cual es una referencia importante, si se toma en cuenta que en los años anteriores, se trabajaba casi totalmente con importaciones".
¿Podría hablarse de la creación de un estilo vernáculo? Gusils reflexiona: "Eugenio Aguirre, un gran diseñador, impuso una tendencia contemporánea, concebida a partir de materiales clásicos, propios de la geografía donde se diseña. Estamos hablando de madera, cuero, resina, caucho, pergamino…".
Visitar Casa DEA es entrar en una dimensión de líneas, de colores, de armonía. Gusils explica "que cada cuarto respeta la función que tenía originalmente dentro de la vivienda". Subyace la duda de si el esplendor de los diseños conspira contra la practicidad que debe presidir en cada espacio… es decir, si lo que se ve en Casa DEA puede trasladarse a la realidad de la vida cotidiana, donde lo que prevalece es la funcionalidad. Guillermo ataja "los expositores saben que su proyecto, para ser valorado por el público y por el jurado, tiene que reunir una serie de condiciones, entre ellas, la más importante es que sea verídico, es decir, eficaz". O sea, que conjugue prestancia visual con utilidad práctica.

Favoritos
Una perlita es el monoambiente (9,8 x 3.5 mts.) diseñado por Sebastián Acuña, Alberto Cipolatti, María Inés Godoy y Claudia Sueldo. Emplazado a continuación del casco de la vivienda, en uno de los cuartos contiguos al enorme patio, el monoambiente se destaca por su carácter sintético y por su originalidad: detalles cuidados al extremo, buena distribución del espacio y esmerada presentación.
El home office (Julia Elena Lanús y Alejandro Nardini) también vale la pena ser visitado y quien quiera sentirse transportado a un ambiente diferente, no deje de tomar un café en el "Cubo", el bar de Casa DEA.
Cada cuarto, con su propuesta, es una invitación al espíritu crítico. Pero lo imperdible es la visión del conjunto. En sí, Casa DEA tiene el mérito de llamar la atención sobre el patrimonio arquitectónico de la ciudad… tesoros edilicios que, de otro modo, continuarían bajo la sombra del olvido, sometidos al deterioro y consiguiente abandono. Obsérvese la fachada de la vivienda, su imponencia, los detalles en hierro, la generosidad de sus espacios… cómo luz y pintura, pero por sobre todo, el movimiento de gente (risas, diálogos, contemplación) hacen que las paredes recobren protagonismo, despierten del aletargamiento y superen la zozobra.


El Cubo, bar de Casa DEA


Y los cubos se repiten...